Ir al contenido principal

Conozca su Megarregión del Norte de California

Imagen
Mapa de los 21 condados del Norte de California

Una megarregión es una red grande de ciudades o regiones metropolitanas que comparten características comunes como un entorno similar, sistemas de infraestructuras interconectadas, vínculos económicos y cultura e historia compartida.  

La Megarregión del Norte de California comprende 21 condados, 164 ciudades incorporadas y cuatro regiones: Área de la Bahía de San Francisco, Área de Sacramento, Área del Norte del Valle de San Joaquín y Área de la Bahía de Monterey. La megarregión representa el 31.5 % de la población de California, que suma 12.2 millones de personas.

Potencia económica

La Megarregión del Norte de California es una de las economías más fuertes en el mundo. Con un producto bruto regional de $875 mil millones (datos de 2014), la Megarregión del Norte de California representaba el 5 % del producto bruto interno (PBI) total de los EE. UU.

Esto hace que la Megarregión del Norte de California sea la quinta economía megaregional más grande y más productiva de los EE. UU., y una de las más productivas, con el PBI más alto per cápita. La Megarregión del Norte de California también presume de ser una de las economías de crecimiento más rápido en los EE. UU. desde 2010.

Desafíos de transporte

Imagen
Mapa de la Megarregión del Norte de California

Los habitantes de norte de California enfrentan desafíos de transporte a diario. El Área de la Bahía es la segunda más congestionada de la nación, y el pasajero habitual pierde casi cinco días completos al año atorado en el tráfico o en carreteras crecientemente congestionadas. La falta de varias opciones de transporte confiable dificulta las oportunidades de los residentes y las empresas, y reduce la calidad de vida en toda la megarregión.

En algunos de los corredores más transitados de la megarregión, muchas personas eligen el tren (como BART, Capitol Corridor, Caltrain y Altamont Corridor Express) antes que otras opciones. Sin embargo, el transporte público y el tren no siempre son confiables debido al servicio poco frecuente; la falta de disponibilidad en la tarde, la noche y los fines de semana; y los tiempos de recorrido más prolongados que requieran varios trasbordos y tarifas. En particular, el corredor transbahía entre Oakland y San Francisco no puede satisfacer las necesidades de la región de forma eficaz.  

Sin inversiones en los sistemas actuales que permitan una red de trenes sólida y comunidades vibrantes, la mayoría de los viajes en la megarregión y sus alrededores continuarán siendo en automóvil. Los problemas de mayor congestión de tráfico y emisiones de gases de efecto invernadero solo empeorarán a medida que la población aumenta. El resultado será tiempos de recorrido cada vez menos fiables y daños al medio ambiente y a la salud pública.

Conexiones entre hogares y trabajos

El alto costo de vida en el Área de la Bahía obligó a muchos residentes a mudarse más lejos de sus empleos hacia áreas menos costosas dentro de la megarregión, lo cual aumenta el número de pasajeros en las carreteras y los sistemas de transporte. Actualmente, muchos residentes luchan por vivir de modo accesible dentro del alcance del trabajo, de la escuela y de los centros comerciales y recreativos.

En 2018, los valores intermedios de las viviendas en el Área de la Bahía eran de $996,000, el triple de los valores intermedios de las viviendas del Área del Norte del Valle de San Joaquín cercano. Los residentes que migran del Área de la Bahía a lugares como el Área del Norte del Valle de San Joaquín y el Área de Sacramento, pero que aún trabajan en el Área de la Bahía, han aumentado la cantidad de pasajeros habituales que cruzan los límites regionales en un 78 % entre 1990 y 2013.

Se espera que el volumen de pasajeros para transporte público y la congestión vial aumenten a medida que las poblaciones se muden a centros de vivienda asequibles más lejos de los lugares de trabajo. También se espera que el volumen de pasajeros aumente a medida que la población crezca en la megarregión. Las inversiones son necesarias para agregar capacidad al enfoque del corredor compartido que existe entre los operadores de trenes de carga y de pasajeros en la megarregión.